Viernes, Mayo 24, 2024
InicioIdeas y opinionesNi comunistas ni pinochetistas: la trampa de Juan Herrera frente a un...

Ni comunistas ni pinochetistas: la trampa de Juan Herrera frente a un dolor imperdonable

Estoy en desacuerdo con una columna publicada en el medio La Prensa Poniente, donde se dice que los 50 años del Golpe no deberían ser tan importantes.

Eso indica su ignorancia sobre el dolor que todavía existe entre familiares de detenidos desaparecidos. Sí entiendo que cuando uno lee la columna completa, se explica mejor el titular.

Pero aún así creo que no debemos crecer ni un paso a lo que incluso pueda oler a negacionismo en Chile, aunque sea usando la ironía o intentando tener una postura liberal, que siempre oculta una forma de derechismo.

El autor intenta desde lo intelectual hacer una relación con el personaje Juan Herrera de Los 80, buscando con esto hablarle al voto del rechazo, pero eso no puede justificar cuán importante es la búsqueda de desaparecidos, que aún su familiares están buscando.

No, Juan Herrera no es un modelo para entender cómo solucionar los problemas, agachando la cabeza, levantándose temprano a trabajar. Porque recordemos Juan Herrera también perdió su trabajo, porque la clase trabajadora finalmente no es dueña de su capital.

Los pobres también tenemos derecho a sentir profundamente el dolor y jugarnos por una postura política cuando así lo creemos. Sobre todo digo que no podemos aceptar el chantaje que pelear por lo que creemos es contradictorio con nuestras seguridad o la prosperidad del país.

Es posible ser profundamente comunista y profundamente persona, no hay en eso dilema, como el sentido común post-rechazo nos quiere hacer creer.

Me niego a creer eso.

Yo sí quiero que todo Chile sea consciente, llore, se emocione con las atrocidades del golpe militar. No le tengo miedo a la verdad, no tengo miedo a las consecuencias de mirar bajo la alfombra.

Yo fui una claudita más de mi época, y contra viento y marea seguí mis ideales, y pagué el costo de mis decisiones, no me arrepiento de eso.

No hay malabares intelectuales que puedan justificar remotamente un dolor tan imperdonable como el del Golpe de Estado en Chile. No tengo miedo a las consecuencias de la verdad, no acepto el chantaje.

No sé si esta columna será publicada, pero cumplo con dar mi opinión y no dejar que la memoria de muchos de nuestros caídos quede en el olvido.

Atte,

Bernarda L.

En un mundo donde se castiga el pensar distinto, en Prensa Poniente fomentamos la diversidad e ideas. Las opiniones enviadas a contacto@prensaponiente son siempre a título personal y, afortunadamente, no siempre coinciden con la línea editorial de nuestro medio.

Difusión Poniente
Difusión Poniente
Canal de difusión de actividades, eventos y emprendimientos al Poniente de la Capital. Escríbenos a contacto@prensaponiente.cl

1 COMENTARIO

Avísame
Envíame
guest
1 Mensaje
Inline Feedbacks
Todos los mensajes
Laura

Estoy completamente de acuerdo con esta opinión, pero hay un punto a destacar: “Sí entiendo que cuando uno lee la columna completa, se explica mejor el titular.” Y eso muestra el principal truco de la prensa: título provocativo (y engañoso, aunque lo sea a medias).

- Advertisment -
1
0
Deja tu comentario al final de la notax