Jueves, Mayo 23, 2024
InicioIdeas y opinionesDía del Deporte

Día del Deporte

Hoy, deseo reflexionar una vez más sobre la importancia de la actividad deportiva y su infravaloración en nuestra sociedad chilena.

Aunque la ley (21007) establece el 6 de abril como el “Día del Deporte para el Desarrollo y la Paz” desde 2017, y obliga al Ministerio del Deporte a coordinarse con otras entidades públicas y privadas, parece que estos esfuerzos no son suficientes. La realidad de “desarrollo y paz” es escasa en nuestros días, con un incremento constante del sobrepeso y la obesidad que obstaculiza el crecimiento de los más jóvenes. En cuanto a la “paz”, también escasea, con un aumento generalizado de la violencia en nuestra sociedad, no solo en la delincuencia común, sino en diversos ámbitos como la política, el fútbol o en la vida cotidiana.

El Estado ha redoblado sus esfuerzos conmemorando este día del deporte el 6 y 7 de abril, con una serie de actividades interesantes, pero que resultan ser más bien superficiales, con mucha “espuma”. Si bien es positivo promover el deporte y la actividad física, ha llegado el momento de ir más allá de simplemente afirmar que “el deporte es beneficioso” y que debemos “apoyar a nuestros deportistas”. Se requieren medidas más tangibles para fomentar el deporte y la actividad física entre toda la población.

En la reciente consulta participativa, la ciudadanía expresó claramente en la construcción de nuestra política nacional de actividad física y deporte, cuyo primer objetivo es “ampliar la participación de la población en la práctica sistemática o regular de la actividad física y el deporte”. Sin embargo, los datos actuales indican un incremento en los espectadores deportivos en lugar de los participantes activos.

Es imperativo implementar políticas públicas respaldadas por evidencia científica que busquen influir en la mayor parte de nuestra población, prestando especial atención a quienes más lo requieren: mujeres, niños, niñas, adolescentes y, por supuesto, personas mayores.

La sociedad civil organizada debe ser pilar de estas iniciativas. Sin su impulso, sería imposible avanzar. Es esencial brindar apoyo a estas organizaciones, fortalecer sus estructuras democráticas y estandarizar sus metas y funciones. Nuestros líderes sociales, que trabajan de manera altruista y sin remuneración, son los verdaderos emprendedores que sostienen el deporte mes a mes con contribuciones voluntarias, rifas, lavados de camisetas, entre otras actividades, a menudo en ausencia de apoyo estatal.

Los líderes deportivos de nuestro país, hombres y mujeres que a menudo asumieron sus roles sin buscarlos, se entregan con generosidad a sus organizaciones. Frecuentemente, dedican recursos personales y tiempo, incluso familiar y laboral, para asegurar el buen funcionamiento de sus comunidades. Es crucial fortalecer la colaboración con estas organizaciones y sus líderes, y no permitir que las acciones de unos pocos deshonestos (o vivarachos) entorpezcan el esfuerzo que realizan con dedicación.

En cuanto a la utilización de espacios y parques públicos, debemos valorar aún más nuestras ciclovías, que son de calibre mundial. Sin embargo, si no están interconectadas, su utilidad se reduce. Es esencial reclamar más espacio para los ciclistas y peatones, ya que la simple promoción de “ciclorecreovías” no es suficiente.

Es curioso observar que, aunque muchos parques cuentan con ciclovías, el acceso a estas está limitado por los horarios de apertura de los parques. No están disponibles los lunes y solo se pueden usar después de las 10 am y antes de las 20 horas. Debemos buscar soluciones para hacer estas ciclovías más accesibles y así fomentar un estilo de vida activo y saludable.

En relación con nuestra infraestructura de “legado” en Santiago, más de cinco meses después de los Juegos Santiago 2023, el Parque Deportivo Estadio Nacional sigue sin abrir sus puertas al público. Anhelamos que, después del Día del Deporte, este espacio esté disponible para el disfrute de todos.

En cuanto al Parque Cerrillos, cada fin de semana vemos a más vecinos disfrutando de las áreas verdes, aunque limitadas por eventos musicales y restricciones de uso, dejando instalaciones como el muro de escalada y la laguna solo para la vista.
En estos días dedicados al deporte y la actividad física, es también el momento de reflexionar no solo sobre las medallas obtenidas por nuestros deportistas, sino sobre lo que como país necesitamos para hacer del deporte y la actividad física algo accesible para más personas. Humildemente, creo que se requiere un mayor esfuerzo intersectorial, involucrando a otros ministerios y, especialmente, a los municipios. Pero aún más importante es fortalecer la colaboración con las más de 50 mil organizaciones de la sociedad civil relacionadas con el deporte en Chile.

Para concluir, pienso que cada día debe ser una celebración del deporte y la actividad física. Saludos y a mantenernos en movimiento.

En un mundo donde se castiga el pensar distinto, en Prensa Poniente fomentamos la diversidad e ideas. Las opiniones enviadas a contacto@prensaponiente son siempre a título personal y, afortunadamente, no siempre coinciden con la línea editorial de nuestro medio.

¿Te gustó esta nota?

Ayúdanos a seguir escribiendo noticias, reportajes y denuncias como éstas en las comuna del Poniente de la Capital.


Claudio Bossay Salinas
Claudio Bossay Salinas
Claudio Bossay Salinas es Sociólogo, Magister en Gestión Deportiva, académico y comunicador comunitario.
- Advertisment -