Inicio Ideas y opiniones Leda Bergonzi en Maipú: todos necesitan ídolos

Leda Bergonzi en Maipú: todos necesitan ídolos

Mucho se ha criticado la visita de la sanadora de Rosario en Maipú. Se ha dicho que la gente es ignorante por creer que una persona puede sanarse a través de la fe. Pero, decir esto muestra la propia ignorancia en desconocer los principios básicos de la fe cristiana.

Basta ir cualquier domingo a un culto evangélico de tipo Pentecostal o carismático para darse cuenta que una gran parte del cristianismo descansa en intensos actos de fervor.

Una simple lectura de la Biblia permite saber que la principal figura de la Iglesia Católica y Evangélica (Jesús) alcanzó su fama en base a hechos milagrosos muchos de los cuales están fuera de la explicación científica.

Pero donde las críticas resultan más incomprensibles es cuando vienen de parte de un sector intelectual de izquierda que con cierta superioridad moral ataca la ignorancia de la gente que busca encontrar respuestas.

En primer lugar, estas personas pasan por alto la dimensión espiritual que significa este tipo de encuentros. No todos acudieron buscando un milagro, sino también paz para sus vidas y un reencuentro con Dios.

En segundo lugar, y lo más sorprendente, es que quienes critican parecen ignorar sus propios actos de idolatría por personajes a quienes tienen montados sobre tarimas y altares.

Me refiero a figuras tan icónicas como el Che Guevara, Fidel Castro, Juan Perón, Salvador Allende y, más recientemente, el presidente Gabriel Boric, que cautivan a multitudes con su carisma y elocuencia.

Algunos de ellos incluso han realizado promesas cual profetas religiosos, que chocan de frente con principios básicos de la economía.

Actos que también se extienden al culto al cuerpo, el éxito o la belleza física, que hemos visto en políticos como Camila Polizzi, o los casos de Cathy Barriga o Tomás Vodanovic en Maipú.

En tercer lugar, quienes llaman ignorantes a los cristianos por creer en “milagros” deberían revisar creencias como el horóscopo, el tarot o las vidas pasadas, que han ido reemplazando de a poco a antiguas supersticiones cristianas.

Tanto cristianos, como ateos, como agnósticos comparten distintos tipos de fanatismos.

Seamos honestos: poca gente se escapa a la ceguera de admirar, creer y hasta obsesionarse ciegamente por estas estrellas de rock que causan desmayos gritos y reacciones de todo tipo.

Cómo olvidar el efecto hipnotizador y pasional que generaban los Beatles en el público durante sus primeros años.

Dicho todo esto, si algo se puede criticar es la pobre organización, que da cuenta de la poca fe con la que las autoridades del Templo Votivo y la Iglesia Católica recibieron la visita de Leda. Casi a regañadientes.

El testimonio de personas que esperaron pacientemente las pulseras para ser atendidas da cuenta de que faltaron medidas de seguridad para resguardar de mejor manera un encuentro del cual se sabía podían haber problemas.

Y así como el estado gasta sin problemas recursos en custodiar marchas políticas, partidos de fútbol y toda otra clase de pasiones, parece solamente justo que también ofrezca su ayuda en este tipo de manifestaciones religiosas.

Manifestaciones que son problemas de orden público, independiente de las motivaciones personales de cada quien, tal como son las peregrinaciones al Santuario de Teresa de los Andes o a Lo Vásquez en Valparaíso.

¿O acaso alguien pondría en duda la fe en la Virgen María, Patrona de Chile? Independiente que estemos o no de acuerdo con su asunción al cielo.

Si vamos a criticar la idolatría, pongámonos todos a la fila y hagamos nuestro propio examen, porque si hablamos de ideologías irracionales “el que esté libre de pecado que tire la primera piedra“.

En un mundo donde se castiga el pensar distinto, en Prensa Poniente fomentamos la diversidad e ideas. Las opiniones enviadas a contacto@prensaponiente son siempre a título personal y, afortunadamente, no siempre coinciden con la línea editorial de nuestro medio.

¿Te gustó esta nota?

Ayúdanos a seguir escribiendo noticias, reportajes y denuncias como éstas en las comuna del Poniente de la Capital.


Exit mobile version